Max-Planck-Institut für ausländisches öffentliches Recht und Völkerrecht Logo Max-Planck-Institut für ausländisches öffentliches Recht und Völkerrecht

Sie befinden sich hier: Forschung Forschung nach Rechtsgebieten Deutsches und ausländisches öffentliches Recht, Rechtsvergleichung Ius Constitutionale Commune en América Latina Legitimidad de los tribunales internacionales de derechos humanos

Legitimidad de los tribunales internacionales de derechos humanos

El proyecto tiene como base el trabajo titulado “¿En nombre de quién? Un estudio sobre la autoridad pública de los tribunales internacionales y su justificación democrática”, de Armin von Bogdandy e Ingo Venzke. En su resumen se lee: Las sentencias de los tribunales son epítomes de poder público. ¿Cómo fundamentan su autoridad los poderes judiciales? Muchos tribunales estatales dictan sentencia en el nombre del pueblo, y por lo tanto invocan la autoridad del soberano democrático, literalmente, al inicio de sus decisiones. Los tribunales internacionales, por el contrario, no mencionan en nombre de quién actúan y aplican el derecho. Esta omisión hace surgir la pregunta central de este artículo: ¿cómo se relaciona la autoridad de los tribunales internacionales con el principio democrático? En este trabajo primero se desarrolla el entendimiento que tenemos de la jurisdicción internacional, la cual entendemos como ejercicio de autoridad pública. Se pone énfasis en la asimetría que existe entre la jurisdicción internacional y la política parlamentaria, se examinan los problemas de legitimidad en la práctica de los tribunales internacionales a la luz del principio democrático, y se esboza cómo interpretar y desarrollar las normas del derecho internacional en respuesta a esta problemática. Algunas estrategias que dan respuesta al poder ejercido por medio de las decisiones judiciales, como lo son la incorporación de reformas procesales dirigidas a mejorar la participación y la transparencia, la adecuada elección de los jueces internacionales, la interpretación sistemática así como el diálogo entre tribunales, podrían coadyuvar a la legitimación de las cortes internacionales. Sugerimos que los órganos constitucionales domésticos conservan un papel central ya que alivian a los tribunales internacionales de tener que asumir toda la carga de legitimación. Finalmente afirmamos que la idea de una ciudadanía transnacional y posiblemente cosmopolita debería guiar la justificación democrática del ejercicio de autoridad pública por parte de lostribunales internacionales.